Socialización

 

malinois_garvizEste es uno de los aspectos más importantes para futuros perros guardianes. Es INDISPENSABLE que el perro se comporte y sea sociable en todo tipo de lugares, con niños, con personas desconocidas y con animales.

Desde su etapa de cachorro y por siempre, el perro deberá continuar con el programa de socializacón. Una socialización al 100% ayudará a que el perro guardián pueda distinguir una situación de peligro de una totalmente inofensiva.

Obediencia

Un perro que va a ser entrenado para guardia y protección debe tener buenas bases de entrenamiento en obediencia. Contrario a lo que comúnmente se cree, los métodos de entrenamiento a base de motivación darán mejores resultados en el perro guardián y serán más duraderos.

Hay varios puntos que debemos tomar en cuenta antes de considerar el entrenamiento de guardia y protección para un perro:

  • Que sea una raza de trabajo, con predisposición genética para proteger.
  • Que el perro tenga un temperamento y carácter equilibrados: que no sea ansioso, inseguro, miedoso o agresivo.
  • Que sea un perro bien socializado y que de cachorro haya recibido entrenamiento de obediencia, estimulación y socialización adecuadas.
  • Que reciba entrenamiento constante.

 

El entrenamiento de guardia y protección debe ser realizado por profesionales con experiencia en ese campo. Jamás debemos permitir que alguien quiera darle a nuestro perro una lección de agitación gratis, como demostración de que si sabe. El entrenamiento de guardia tiene todo un proceso:

  • Primero se debe evaluar si el perro es un buen candidato o no. Existen varios niveles, y como en cualquier disciplina, hay que ir escalando poco a poco.
  • El entrenador primero trabajará con los instintos de presa, caza y juego del perro. El perro debe aprender que es un trabajo y un ejercicio en donde él siempre ganará. Se trata de que el perro desarrolle la confianza necesaria y el control total de sus instintos a través del entrenamiento profesional.
  • El perro en ningún momento, debe sentir miedo o inseguridad.

 

Por eso, antes de decidir entrenar a tu perro en guardia y protección, platica con profesionales y busque asesorí­a. Un perro BIEN entrenado y seleccionado para el trabajo de guardia y protección debe ser un perro totalmente sociable y equilibrado.

Referencias: