¿LA EDUCACIÓN Y ADIESTRAMIENTO SON NECESARIOS?

Vivir con un Pastor belga Malinois no adiestrado es muy parecido a ser el propietario de un piano y no saberlo tocar. Es un objeto muy bonito, pero la satisfacción que le da es muy poca. Pero si toma clases de piano, de repente éste cobra vida y ofrece sonidos mágicos y ritmos que llenan de gozo y felicidad.

jacko 22.12

Cualquier perro supone una gran responsabilidad, y si no es adiestrado adecuadamente, puede adoptar conductas inaceptables que incluso podrían provocar fricciones entre los miembros de la familia.
Ahora adiestre a su Pastor Belga. Inscríbase en un cursillo de obediencia. Enséñele buenas maneras a medida que vaya entendiendo usted cómo y por qué se comporta de la manera en que lo hace. Averigüe cómo comunicarse con él y cómo reconocer y entender su lenguaje. De repente el perro asume otro papel en su vida: resulta que es listo, interesante, se comporta bien y es divertido estar con él. Él le demuestra su devoción a diario. En otras palabras, su Pastor Belga hace maravillas por su ego porque le recuerda constantemente que no sólo es usted su lider: es su héroe.


Los expertos en la enseñanza de la obediencia canina y en el asesoramiento a los propietarios acerca del comportamiento de sus perros han descubierto algunas cosas interesantes. Por ejemplo, adiestrar a los perros cuando son cachorros da como resultado la más alta tasa de éxito para conseguir perros adultos con un buen comportamiento y bien adaptados. Adiestrar a un perro mayor de, digamos, seis meses a seis años de edad, puede proporcionar resultados prácticamente iguales siempre que el propietario acepte que la capacidad de aprendizaje del perro va a ser más lenta y esté dispuesto a trabajar con paciencia para ayudarle a tener éxito y desarrollar todo su potencial. Desgraciadamente la paciencia es lo que falla en muchos propietarios que no insisten y su perro llega a aprender determinados conductas.
Adiestrar a un cachorro de una edad de 10 a 16 semanas (20 como máximo) es como trabajar con una esponja seca dentro de una piscina llena de agua. El cachorro se empapará de cualquier cosa que le enseñe y buscará constantemente más cosas para hacer y para aprender. A esta corta edad, su cuerpo todavía no ha empezado a producir hormonas, y aquí está la razón del porcentaje tan alto de éxito. Sin las hormonas, él está centrado en sus propietarios y no tiene un especial interés por investigar otros lugares, perros, personas, etc. Usted es su lider, el que le proporciona el alimento, el agua, el alojamiento y la seguridad. Así pues, se pega a usted, quiere estar cerca. Generalmente le seguirá de una habitación a otra y no dejará que desaparezca de su vista cuando esté fuera de casa con él, y responderá de forma parecida como usted lo hace con las personas y los animales con los que se vayan encontrando. Si salud usted efusivamente a un amigo, él se sentirá contento saludando también a esa persona. Si por el contrario resulta que vacila e incluso se muestra receloso cuando se le aproxime un desconocido, él responderá de la misma manera.
Una vez que el cachorro comienza a producir hormonas, aflora su curiosidad natural y empieza a investigar el mundo que tiene a su alrededor. Es en esta época cuando puede advertir que el perro no adiestrado empieza a deambular alejándose de usted e incluso ignora sus órdenes de quedarse cerca. Cuando este comportamiento se convierta en un problema, el propietario tiene dos opciones: deshacerse del perro o adiestrarle. Se recomienda encarecidamente que escoja la segunda.
Tanto si su Pastor belga es cachorro o adulto ya maduro, los métodos para instruirle y las técnicas que usamos para el adiestramiento y la enseñanza de las conductas básicas son los mismos. Después de todo, a ningún perro, ya sea un cachorro o un adulto, le gustan los métodos severos o inhumanos. Pero cualquier criatura responderá favorablemente a los métodos amables y que les motiven y a los elogios sinceros y a los anónimos.

Busque un criadero profesional para entrenar a su perro. Pero no toda la responsabilidad es del Criador, también usted tiene que ayudar, éstas son las dos principales recomendaciones:

CONTROL: Por el control queremos decir ayudar al cachorro a crear un patrón de vida que sea compatible con el de su manada (usted). Al igual que educamos a los niños pequeños para que aprendan nuestras costumbres, así debemos mostrar al cachorro cuándo es el momento de jugar, comer, hacer ejercicio e incluso entretenerse.
Su cachorro deberá dormir siempre en su jaula. También debería aprender que durante los momentos de confusión y de excesiva actividad humana, como por ejemplo el desayuno, cuando las personas están preparándose para el nuevo día, él puede jugar por su cuenta dentro de la seguridad y la comodidad que le proporciona la zona que se le ha sido asignada. Cada vez que deje al cachorro sólo, él debería comprender exactamente dónde debería quedarse. Los cachorros son mordedores natos. No pueden distinguir entre el cable eléctrico de una lámpara, los cables de la televisión, los zapatos, las patas de una mesa, etc. Otros momentos de bullicio, como pueden ser las fiestas familiares, etc. Pueden ser divertidas siempre que pueda observar las actividades desde la seguridad que le proporciona su jaula. No estará entre los pies de las personas ni se le darán todo tipo de golosinas que probablemente le provocarían dolor de estómago. Aún en la jaula él se sentirá parte de la fiesta.

PROGRAMA: debería llevar al cachorro al área donde hace sus necesidades cada vez que se le saque de la zona que tiene asignada, después de una sesión de juegos, cuando se despierte por la mañana (a la edad de ocho semanas esto puede suponer a las 5:00 hrs) el cachorro le indicará que quiere hacer sus necesidades dando vueltas u olisqueando concienzudamente: no malinterprete éstas señales. Para un cachorro de menos de diez semanas es necesaria la rutina de sacarle a cada hora. A medida que el cachorro crezca, será capaz de aguantarse durante periodos de tiempo más prolongados.
Cada vez que coloque al cachorro en su jaula utilice siempre la misma órden (la que vaya mejor con usted) Pronto vendrá corriendo hacia ella o hacia su zona especial cuando le oiga pronunciar esas palabras.

En conclusión, todo lo que necesita son unos pocos elementos clave para un método de adiestramiento básico exitoso: constancia, frecuencia, elogios, control y supervisión. Siguiendo estos procedimientos con un cachorro normal y sano, tanto usted como él pronto superarán la etapa en la que se hacía sus necesidades dentro de casa y estarán listos para vivir juntos una vida plena y provechosa.

Último consejo sobre la educación en casa: Antes que todo, sea constante y paciente. Use siempre las mismas órdenes para cada acción y procure siempre llevarlo con correa mientras está educándole cada vez que lo lleve a hacer sus necesidades.
libroFuente: Libro Pastor Belga, Dr. Robert Pollet

nOgah
03.01.2015 | en Temas | por admin | 0 Comentarios | sin etiquetas