Formación del perro para guardia protección

Malinois 8

Cuando asistimos a competencias de ring francés y perros de protección observamos que muchos de los perros tiran hacia atrás en el trabajo de mordida. Y esto se observa aún más cuando el agitador presiona al perro lo que obliga al perro a tirar hacia atrás. En mi opinión personal es mejor que el perro vaya hacia adelante y percuta al agitador, aun cuando se sienta presionado por el agitador. Esto de morder e ir hacia adelante tiene muchos beneficios en la vida real ya cuando el perro trabaje en la calle así como en el campo de competencia.


El beneficio de morder hacia delante asegura la mordida completa. Aunque la mordida en el principio de la formación no sea completa, esta lo será con el paso del tiempo, lo importante es que el perro vaya siempre hacia delante.  Dentro de los errores que he observado en competencia de un perro cuando un perro jala al morder son:

  • Meter un perro muy joven a competir, entender la madurez en las razas es muy importante.
  • Formar un perro joven con mucha agresión en la mordida.
  • No todos los perros están listos para la protección, debemos ser objetivos y hay que elegir mejores ejemplares para continuar con la crianza de razas de trabajo.
  • Desconocimiento en la formación desde cachorro.

 

Formación de mordida hacia adelante vs mordida jalando.
 
Veamos un ejemplo real como resultado en el método de formación en la mordida tradicional y más común cuando se aplica a la vida real en una aprehensión en la calle. Si un perro de protección enfrenta a un sospechoso en un ataque de frente por cualquier motivo, se verá que el perro (perro guardia protección o perro policía) comienza a tirar atrás, pudiendo rasgar o desgarrar en el enfrentamiento cara a cara. Peor aún, si el perro enfrenta a un sospechoso y este lleva una camisa holgada, camisa o pantalón, el perro de protección comenzará a tirar hacia atrás y rasgar la ropa del sospechoso. Es un error cuando se dice que el perro debe morder donde sea, los cambios de mordida solo indican que el perro siente que está perdiendo y que no sabe manejar el nivel de estrés.

En este punto, una de dos cosas probablemente ocurrirá.

  • Si tienes un perro que es extremadamente civil, inmediatamente caerá la ropa del sospechoso y el perro con la ropa rasgada se las llevara a su “manejador”.
  • O, sin camisa o pantalones el perro buscará morder los zapatos del agresor y seguirá cambiando la mordida hasta renunciar con el enfrentamiento.

 

La confusión también proporciona una oportunidad para que el sospechoso pueda disparar a usted o su pareja, en caso de estar armado. Enseñar a un perro comenzando con la agresión defensiva en la formación de la mordida no es bueno porque lo que provoca en un perro joven nunca aprenda a canalizar una agresión activa a la presa y posesión generando una mordida siempre hacia adelante y completa sin cambios de mordida o remordidas, con un buen manejo del estrés en el enfrentamiento.

Ahora veamos un método de entrenamiento diferente. Mediante este método, enseñamos al perro en impulsar el bocado hacia adelante para que él empiece a sentir que puede superar el estrés y la presión del hombre de ataque que le está ejerciendo. Al continuar percutiendo se genera una mordida más profunda y completa.

El perro de protección o perro policía aprende a que puede desactivar la presión yendo hacia adelante, al contar con un hombre de ataque con experiencia se tendrá mejores resultados.

Teoría de la formación de la mordida.

Para formar una mordida profunda y percutiendo, lo debe hacer un hombre de ataque con experiencia y con buena lectura sobre el perro, presionándolo de tal manera que el perro percuta, este puede utilizar una vara, botes, haciendo gritos logrando sentir al perro que está ganando, es el objetivo y lograr que el bocado sea completo y hacia adelante. También en ocasiones él puede mantener contacto visual con el perro. El manejador también cumple una parte importante en apoyar al perro y premiarlo con la voz y ayudar al hombre de ataque a mantener la línea tensa y floja en su momento llevándolo en forma de training.

Es importante no cambiar al hombre de ataque en este proceso de formación de mordía, un error que cometen los dueños de los perros es llevar a su perro con diferentes agitadores con el propósito de saber si están teniendo buenos resultados o probar a su perro, es un error grave. Esto se puede hacer pero ya en otro proceso y con la guía siempre de su hombre de ataque original, el vera que hace el perro con cambio de agitador, y cambio de entorno, para saber que corregir o saber si el perro ya está listo para la vida real.

El hombre de ataque debe saber cuándo provocar y cuando someterse, siempre hay tiempo y lugar para la provocación.  En el momento que el hombre de ataque sienta que el perro está yendo hacia adelante este debe premiar el comportamiento, un ejemplo es ir hacia atrás, hacer como que el perro lo está venciendo. También puede usar una línea colocándole una pechera haciendo una tensión, anulando el estrés y aflojando para que el perro percuta y consiga un bocado más profundo, se puede reforzar con gritos de dolor o quejosos haciendo notar al perro que está lastimando al hombre de ataque con un dolor muy fuerte. Siempre se debe dejar al perro con el bocado completo y yendo hacia delante y con una actitud ganadora, así el perro canalizara mejor su estrés en la siguiente sesión de mordida. El resultado obtenido es hacer creer al perro que está ganando la lucha.

En la medida que el entrenamiento avanza, el hombre de ataque debe comenzar a ejercer más presión con los artificios (vara, botes, etc.) descrito anteriormente, es una etapa de endurecimiento y se hace a una edad adecuada en el perro. En cuanto comience la presión y el perro vaya hacia adelante, el hombre de ataque debe mostrar un dolor o queja exagerada. El perro comienza a endurecerse y creer que puede derrotar a cualquiera, independientemente de si están gritando, dándole puñetazos, patadas o golpearlo con un arma. Todo lo que tiene que hacer el perro es ejercer una mordida profunda e ir hacia adelante. Básicamente lo que se está enseñando al perro es desactivar la presión con ir hacia adelante y percutiendo, ganando la lucha.

 

.

01.08.2014 | en Temas | por admin | 0 Comentarios | sin etiquetas